Breve historia del reloj

91 359 43 09
Breve historia del reloj

Dedicándonos desde hace más de 50 años a la reparación de relojes en Madrid centro, hemos tenido tiempo para aprender y conocer muchas cosas acerca del tiempo y de las formas diferentes en las que los seres humanos lo hemos ido midiendo.

Los primeros relojes, procedentes del antiguo Egipto fueron relojes de sol: la sombra de un pivote más o menos alto iba marcando el paso del tiempo pero, claro está, de nada valían una vez que el sol se ocultaba. Alguien ideo entonces la clepsidra, una vasija con un pequeño orificio en la parte inferior que se llenaba de agua y, al irse vaciando iba reduciendo el nivel del líquido. Una serie de marcas en el interior de la vasija indicaban el periodo de tiempo transcurrido.

El uso conjunto de relojes de sol y de agua permaneció vigente hasta que, entre los siglos X  y XII comienzan a aparecer complicados mecanismos de engranajes y pesas que señalan el paso de las horas. Así, en diferentes torres y campanarios de Europa se instalan los primeros relojes que avisarán a los monjes de las horas para la oración.

Es mediado el siglo XVII cuando se incorpora a los relojes el péndulo, un sistema mucho más exacto que las pesas, y los relojes comienzan a llenar los salones de la nobleza. También por estas mismas fechas, un astrónomo holandés aplicó un muelle en espiral en el interior del mecanismo dando lugar a la aparición de los primeros relojes de bolsillo.

De entonces, los relojes nos han acompañado formando parte, cada vez más de nuestra vida. Controlando nuestros actos, nuestras vidas… Y causándonos ciertas complicaciones cuando se estropean. Menos mal que, desde hace ya más de medio siglo existe la Relojería Chile 23, un establecimiento artesano para la reparación de relojes en Madrid centro.

haz clic para copiar mailmail copiado